There are flowers in my room and they don't need a job. They just need time to grow and die.

sábado, marzo 6

reflexiones de pub.

El otro día me puse a pensar, mientras conversaba con una amiga en un pub.
¿Cómo es que pasamos de inocentes reuniones de amigos que duraban hasta las once de la noche, en las cuales veíamos películas de monitos animados y comíamos pizza, a estar sentadas en este pub, tomando copetes de mina y fumando, sin que yo me haya siquiera dado cuenta que en el proceso hubo 6 años de amistad incondicional?
La cagó como pasa el tiempo sin que nos demos cuenta. Las cosas cambian sustancialmente frente a nuestros ojos y sólo somos capaces de darnos cuenta cuando nos detenemos abruptamente a pensar, ¿Qué fue de mi los últimos cinco años?
Las películas pasaron de ser vacías a ser un poco más profundas, el grupo de amigos se redujo de 20 a 15, los intereses mutaron a algo más adolescente, comenzaron los primeros amores, las primeras peleas con garras, comenzó la carrera por una buena pe-ese-ú. Las películas comenzaron a ser con un contenido bastante fuerte, la pizza ya no la cocinabamos, sino que ibamos a un pub a comerla, los temas se volvieron radicales, el amor surgió espontaneamente, el grupo bajó a 10. El vodka dejó de ser un juego imaginario, los pitos ya no son de aire y el reggaeton mueve nuestros pies que se negaban a bailarlo.
Crecimos, weón. Crecimos, vamos a la universidad, pensamos en nuestro futuro, en juntar plata para irnos de vacaciones a algun lugar exótico de sudamérica, pensamos en qué haremos el fin de semana, pensamos en trabajar, en estudiar, en vivir solos, independizarnos.
Me agrada, en todo caso. Me gusta mucho verme al espejo y encontrarme con la persona que siempre quise ser a esta edad. Luego de años de tortura mental provocados por las hormonas desorientadas y las neuronas amodorradas bajo el sopor adolescente, por fin puedo decir:
conchetumadre, me siento feliz de ser yo en este momento, en este lugar, haciendo estas cosas, compartiendo con esta gente.
Creo que mi metamorfosis ha ido de bien en mejor (¿se puede decir eso?). Como que cada día me siento mejor. En verdad, me importa un pico si alguien está remotamente interesado en lo bien que me siento, pero puta, necesito contarlo xD
Me agrada sentir como a pasos agigantados mi mente se va volviendo más armoniosa con el entorno. Ya no pienso en odiarlos a todos porque son así o no, ya ni siquiera me preocupo en si alguien me cae mal o no. Creo que mi paz interior está empezando a germinar en el pequeño vasito con algodon húmedo que puse en el centro de mi cuerpo.

1 comentario:

  1. bueno ya hablamos al respecto el domingo pero aun asi :-D

    ResponderEliminar